Proveedor de carnes para restaurantes

Quiénes somos

Proveedores de Carnes De la Dehesa Para Tu Restaurante

Desliza para conocer más

País de Quercus S.L. es una sociedad de productores amantes y entusiastas de la dehesa extremeña, que pretende poner en el mercado las excelentes carnes que se obtienen de los paraísos naturales de Extremadura. 

 

Quercus es una palabra del latín que hace referencia a los árboles que dan bellota, sobre todo al roble, a la encina y al alcornoque. De ahí que el País de Quercus sea todo un homenaje a la naturaleza, al paraíso natural que es la dehesa y a todo animal que vive en ella. 

Trazabilidad y excelencia

Nuestra empresa produce sus animales y cierra el círculo hasta colocar sus productos en las mesas más exigentes del universo gastronómico. Esta forma de pensar ha llevado a la empresa a cumplir su objetivo más ambicioso, llegar a las mesas de muchos de los restaurantes más importantes del país y del mundo (El Celler de Can Roca, El Bulli, Cocina Hnos. Torres, Mugaritz, Abac, Can Fabes, Santceloni, Azurmendi, Diverxo, etc...)

 

¿Qué hacemos en País de Quercus?

Expandir cultura sobre los sistemas de producción en la dehesa (ganaderías extensivas) con el objetivo de poner en valor sus productos, diferenciándolos de aquellos otros obtenidos en circuitos forzados de producción.

 

Producir animales de razas autóctonas, pastoreándolos y alimentándolos en regímenes extensivos.

 

Elaborar y comercializar productos de alimentación que tienen su origen en nuestras dehesas (carne y curados de cerdo ibérico de bellota, cochinillo ibérico, cabrito lechal, cordero y vaca de dehesa).

 

Otra de las apuestas de País de Quercus es la investigación, la búsqueda constante en el modo de recuperar las maneras tradicionales de elaboración y preparación, así como de la creación de métodos nuevos que impulsen el valor de las piezas menos valoradas de los animales como la panceta, el tocino, el hígado, etc...

 

Garantizar nuestra producción.

Nuestras carnes de la dehesa

La dehesa es el fruto de la estrecha relación entre el bosque mediterraneo, las ganaderías autóctonas y la mano del hombre. 

Dentro de la fauna domestica autóctona de la dehesa, el cerdo ibérico el es rey. Su alimentación a base de bellota y hierbas de la dehesa, así como su actividad fisica para conseguir el alimento hacen que la carne adquieran cualidades de sabor y textura únicas. 

El perfil de ácidos grasos monoinsaturados, especialmente ácido oléico, de la carne de bellota la hace muy saludable. El contenido de este ácido es muy conocido en el aceite de oliva (65-70%); pero su presencia no lo es tanto en la carnes de cerdo ibérico de bellota (55 -60%). Se ha demostrado que las grasas con alto contenido en ácidos grasos monoinsaturados producen un efecto beneficioso sobre el colesterol en sangre. Propician un incremento de la tasa HDL (“colesterol bueno”) y reducen la tasa del colesterol aterogénico LDL. El cerdo ibérico alimentado con bellotas es “un olivo con patas”.